martes, 10 de marzo de 2009

"NOTAS DEL CAUTIVERIO" por Benito Mussolini

La horrorosa tapa con que se editó en Argentina


El año pasado, y por muy poquitos días, este libro estuvo disponible para descarga directa. Los que lo consiguieron (en su mayoría seguidores de Barón Biza y, por consiguiente, totalmente contrarios a las ideas de este personaje histórico) quedaron fascinados.


Vale la pena leerlo, y por eso lo volvemos a postear.


El Mussolini que vas a leer en esta recopilación no es el hombre de acero que viste en los documentales. Tampoco es la bestia sanguinaria que pinta el bando vencedor de la guerra (mismo bando responsable de "asuntitos" atómicos).


Muy por el contrario, estas "Notas del Cautiverio" son el testimonio, vivo y en primera persona, de los últimos días del dictador italiano.


No es un libro de doctrina fascista (ya veremos si exhumamos y restauramos esas cosas). Es, más bien, una autocrítica feroz en la que Mussolini, con una humildad que no le conocíamos, enumera sus errores sin buscar pretextos. Así, leemos:


"...puedo llegar a dos conclusiones:
Primera: Que mi sistema se ha desmoronado.
Segunda: Que mi caída es definitiva.
Sería yo un ingenuo si llego a maravillarme de las manifestaciones de la multitud. Aparte de los adversarios que esperaron en las sombras durante veinte años; aparte de los sorprendidos, de los defraudados, etc., el populacho ha estado dispuesto en todas las épocas a derribar a los dioses de ayer…, incluso aunque mañana haya de lamentarlo.
Pero no ocurrirá así en mi caso. La sangre, la certera voz de la sangre, me dice que mi estrella se ha puesto para siempre."


Lo repite en la última entrevista de su vida, ante Magdalena Mollier:
"Para mí no se abrirán las puertas, si no es para la muerte. Eso, además, es justo. Me he equivocado y pagaré, si esta mi pobre vida vale como pago. No me he equivocado nunca siguiendo mi instinto, pero siempre fallé cuando he obedecido a la razón. No culpo a nadie; no reprocho a nadie fuera de mí mismo. Yo soy el responsable, tanto por las cosas bien hechas que el mundo no me podrá jamás negar, cuanto por mis debilidades y mi decadencia."


Y concluye crudamente:
"No he tenido ni la fuerza ni el coraje para retirarme a tiempo. ¿Ha visto Ud. alguna vez a un dictador prudente, calculador? Todos llegan a enloquecerse, pierden el equilibrio entre las nubes, entre frenéticas ambiciones, obsesiones."


Efectivamente, Mussolini no era Hitler. Entre los dos hay un cerebro de diferencia. No imaginamos al Führer reconociendo que se equivocó una y mil veces, o haciéndose cargo del Holocausto de millones de seres humanos. Tampoco imaginábamos a Mussolini diciendo "es culpa mía", hasta que nos encontramos con este libro hoy inhallable, y en el que el Duce -periodista de origen- se expresa maravillosamente bien.


Se insiste, acá no hay agresividad; en cambio, el libro está sembrado de tristeza, buena leche y la palabra más fuerte: autocrítica.


Pocos meses después de escribir estas notas, Benito Mussolini era salvajemente asesinado por un comando de partisanos.


No vaya este texto como una reivindicación de su figura, sino como un intento de echar luz sobre el otro lado de la historia: el de los que perdieron.


DESCARGALO AQUÍ:


OTRO MIRROR POR LAS DUDAS:
http://www.megaupload.com/?d=JFVMQGT0

5 comentarios:

laura dijo...

Epa! Què buena sorpresa!
Ya lo descarguè, ahora mismo me pongo a leer.

Gracias!

Maximiliano Depiante dijo...

como siempre arrimando cosas que uno por ahi desconoce.
Felicitaciones por el descubrimiento, siempre es bueno conocer las dos caras de una persona, sobre todo cuando son tan contradictorias, o por lo menos se contradice con lo que a uno le enseñaron
Un abrazo grandote.
PD: el viernes 13 de marzo agrandamos la familia y sumamos otro futuro lector de baron biza.
En casa vamos a ser 5!!!!!

Mariela dijo...

Excelentisimo libro!!
Muy bien!!

Anónimo dijo...

Felicitaciones, para cuando LA AMANTE DEL CARDENAL...

Gabriel dijo...

Por Rapidshare tira error, pero se puede bajar por Megaupload sin problemas. Muchas Gracias a la gente del Blog que hace posible leer el material.